Esta semana O’Higgins celebró sus 61 años de historia, camino que ha sido para nada fácil. Pero existen pequeños detalles que marca la diferencia, esos nombre que enorgullece a cada celeste, eso números en la espalda, esa atajadas inolvidables, que al recordar se nos cae una lágrima.

No olvidemos nunca a las personas que contribuyeron a conformar esta hermosa historia de este club: técnicos, dirigentes y jugadores. Contémosles a nuestros niños quienes fueron las antiguas figuras celestes, que muchos no pudieron ver, pero si investigar, conversar con el abuelito, con el Papá o algún hincha celeste, que vio al gran Juvenal Vargas​ o el Tunga González​ entre otros.

Pero refrescar un poco la memoria me gustaría recordar a Mario Desiderio​, uno de los más grandes Delantero de la historia celeste. Que jugó en el periodo 1964-1966, el club había descendido el año anterior. Y no querían estar ahí. Por eso se contrata a este jugador internacional. Venía de jugar en Italia, precisamente del Catania. De inmediato deslumbró a todos, con sus goles y gambetas. Convirtiéndose en un ídolos. Yo sin verlo jugar pero si investigando creo que el rompió un estilo de juego, era rápido y muy bueno para los desbordes, tenía un disparo certero y anotaba con mucha simpleza. Además logró ser pieza clave en la obtención del primer y único campeonato de la segunda división.

Posteriormente vimos al simple Carlos Gustavo de Luca con su gran habilidad en el área, Aníbal “Tunga” González el máximo goleador del club con sus 117 goles​, el gran Roque Alfaro que nos deslumbró con sus goles de mitad de cancha, el sólido guardameta Cristian Trejos, Eduardo ​Bonvallet​ con sus gran quite, el rompe redes Juvenal Vargas con sus 97 tantos, Miguel Ángel Neira volante y seleccionado nacional en el mundial de fútbol 1982, Mario Núñez​ delantero formado en el club y desde ahí forjó una gran carrera a punta de goles, el venezolano Giancarlo Maldonado que revolucionó al cuadro rancagüino y que fue parte del elenco que cayó en semifinales ante Audax Italiano en el Clausura 2006. y último jugador que marcó un antes y un después en el club.

Pedro Pablo Hernández. ​El tucumano llegó a reemplazar a Ramón Fernández, que partió a Universidad de Chile y no brillo para nada. El “tucu” se comenzó a afiatar de gran manera al grupo, mostrando de inmediato su calidad y se creó una gran afinidad en el campo con sus compañeros Pablo Calandria,​ Luis Pedro Figueroa, César Fuentes, Braulio Leal y Gonzalo Barriga. Tan solo le bastó con jugar 39 partidos y con 15 goles para ganarse el corazón de todos. Uno de esos goles, el más importante en su carrera y en la historia del club. Se jugaba la final del campeonato 2013. O’Higgins enfrenta a Universidad Católica. Era el minuto 32 y le provocan una falta, Toma la pelota Yerson Opazo ​y saca un centro que pilló mal parada a la defensa cruzada. Esto aprovecha el “TUCU” y anotó el único gol del partido. Obteniendo así el primer título de primera división.

También recordemos al DT Luis Santibáñez,​ quien nos llevó a semifinal de La Copa Libertadores en el año 1980. A Don Nelson Acosta ​quien vistió la camiseta celeste en los años 80´ y que posteriormente se podría en la banca como técnico del equipo. Nuestro primer entrenador Francisco Hormazábal​ que logró el ascenso a la primera división. Su debut en la serie fue algo complejo ya que perdió 2-­0 ante Unión Española, y en la tercera fecha vino la sorpresa al empatar 2-­2 con el fantástico equipo de Palestino, guiado por el “Muñeco” Coll, que al final de esa temporada arrasará convirtiéndose en campeón. Y al único que nos llevó a lo más alto, el “Toto”​ Eduardo Berizzo,​con su simpleza y honestidad se ganó el corazón de todos los celestes.estuvo tres temporadas obteniendo un un subcampeonato apertura el año 2012, un título del Campeonato apertura en el 2013/2014 y finalmente la SuperCopa de Chile 2014.

También la familia Abumohor ha sido fundamental desde el inicio del club. Nicolás Abumohor​(padre de Ricardo Y unos de los baluartes en la organización del mundial de fútbol de 1962) que fue uno de los dirigentes que acordaron fusionar definitivamente al ascendido O’Higgins Braden con el América, a fin de tener un solo protagonista en la serie mayor del balompié. Y actualmente Ricardo Abumohor ​Merece un reconocimiento ya que nos ayudó a ordenar la casa en el periodo de la crisis a comienzo de siglo. tiene una visión correcta, que se refleja en lo logrado, un complejo de nivel mundial, en los jugadores contratados, en la cantera y en el título obtenido. Muchas gracias a todos ellos, quizás me falten muchos nombres, pero creo que estos han sido eje fundamental de nuestra historia.

Si crees que falta a algún jugador, comenta en nuestra página. Tú también eres parte de nuestra Historia.

Isaías Jara – La Hinchada del Capo.

Compartir

Comenta con Facebook

No hay comentarios

Dejar respuesta