Hasta Brasil llega el juvenil de O’Higgins de Rancagua, Diego González Torres (18) parte por un año a préstamo con opción de compra a la Sub 20 del Palmeiras y con posibilidades de participación en el plantel de honor.

IMG_3127El defensa central que llegó a los 11 años a O’Higgins tiene una larga trayectoria que incluyen sudamericanos y mundiales con las series de la selección chilena y partidos en el primer equipo de O’Higgins. Para el rancagüino fue todo muy rápido: “En una semana y media me enteré de todo, mi representante me dijo que tenía una oferta del Palmeiras y que faltaban unas reuniones con el club. Dos días después me avisaron que viajaba, fue muy sorpresivo para mí y para mi familia”.

Sobre el club Paulista, Diego comenta que “Es un equipo enorme, me cuesta asimilar el equipo donde voy, pero así es el fútbol. Mi sueño siempre ha sido jugar acá en O’Higgins y estar lo más posible… ahora se me abrió una gran oportunidad de un club gigante y que me va a servir muchísimo”.

IMG_3115Para su familia fue una gran sorpresa, la emoción estaba a flor de piel. “Todos contentos y felices. Mi familia en general y mis amigos me dieron mucho apoyo”, todo esto se le suma la motivación especial: Su hija. “Es mi cable a tierra, todo lo hago por ella, es todo para mí”.

Diego pertenece a una familia muy futbolizada, tiene tres hermanos que juegan en las series menores del club como son Moisés, Joaquín y Francisco para y que para él son el modelo a seguir: “Trato de hacer las cosas bien porque yo sé que me miran a mi… yo los aconsejo harto, yo también me he mandado embarradas pero también como así he hecho cosas buenas… y eso es lo que le cuento a ellos, tampoco es que me crea un jugador que tiene 20 años jugando en primera, son cosas que uno aprende que desde chico uno sabe cómo se hacen las cosas… sé que soy ejemplo a seguir y no quiero darle una mala impresión a ellos tampoco”.

IMG_3152Los objetivos del rancagüino son claros, quiere pelear para quedarse ahí: “Voy por 1 año a préstamo con opción de compra y eso es lo que quiero, a lo que quiero llegar… sé que hay que ir paso a paso pero uno tiene que tener metas, quiero quedarme allá (Brasil), el fútbol brasileño me gusta mucho, siempre lo veo… voy con muchas ganas de hacer las cosas bien y con la fe que todo va a salir bien”.

Diego lleva una maleta (recién comprada) cargada con una oportunidad que para él era inimaginable. Una maleta con la que planea regresar cargada de conocimientos y logros personales.

Compartir

Comenta con Facebook

No hay comentarios

Dejar respuesta